fbpx
Portada » Cómo Crear Hábitos Emocionales Positivos
hábitos emocionales

Cómo Crear Hábitos Emocionales Positivos

Siempre se ha hablado de la importancia de tener buenos hábitos. Y la mayoría de las personas relacionamos la palabra hábitos con la higiene personal, la salud física, el emprendimiento. Pero muy pocas veces pensamos en la importancia de los hábitos emocionales para el buen desarrollo personal.

Las emociones son una parte fundamental de nuestra vida. Ellas ayudan a que nuestro organismo funcione adecuadamente y podamos adaptarnos al mundo. Las emociones están definidas como la “alteración del ánimo  intensa y pasajera que va acompañada de cierta conmoción somática.”

En otras palabras, las emociones son mecanismos de respuestas a estímulos tanto internos como externos que nos hacen reaccionar de una manera determinada. Cada persona experimenta las emociones de forma particular, dependiendo de sus experiencias pasadas, su formación y situación actual.

Existen dos tipos de emociones. Las emociones primarias que son parte de nosotros como individuos y son esenciales para nuestro desarrollo. Estas son el dolor, el miedo, la tristeza la ira y la alegría. Y las emociones secundarias las cuales se producen en nuestra mente y aunque algunas veces pueden ayudarnos, no cumplen un papel fundamental para nuestra supervivencia. Estas son el sufrimiento, la angustia, la ansiedad, el rencor y el apego desmedido.

La diferencia entre las emociones primarias y secundarias es que la primera no la podemos evitar, negar o reprimir ya que es saludable convivir con ellas. Sin embargo, las emociones secundarias si no son controladas pueden permanecer en el tiempo y hacer daño a nuestra salud mental y física. 

 Por esta razón, para poder tener una desarrollo personal sano es importante desarrollar hábitos que nos ayuden a reconocer y responder ante nuestras emociones secundarias de una manera más positiva.

Existen tres etapas preliminares para llegar a desarrollar hábitos emocionales más positivos.

Ser consciente.

El primer paso para crear un hábito es ser consciente de lo que quieres cambiar o mejorar. Si sientes que eres una persona con mucho rencor, o vives angustiada todo el tiempo, es importante que seas consciente de que estas emociones te están haciendo daño y tengas el deseo de cambiarlas. En Otras palabras, es importante ser consciente de tu estado emocional en todo momento.

Identificar tus emociones.

Ser consciente de tu estado emocional en todo momento significa identificar qué emociones surgen en tí cuando vives una situación específica. 

Recuerda que las emociones primarias son intensas, pasajeras y es normal que las sientas. Pero si en tí surgen emociones que permanecen en el tiempo, dale nombre a esa emoción que sientes (rencor, angustia, ansiedad, envidia, etc) e identifica qué situación específica causó que esa emoción surgiera en tí.

Buscar otra forma de responder a esas situaciones. 

Como dije anteriormente, las emociones secundarias son las que se generan en la mente y permanecen en nosotros por más tiempo. Estas son las que puede llegar a hacer mucho daño y las cuales una vez reconocidas, hay que buscar la manera de eliminarlas o cambiarlas por algunas más positiva. 

Es aquí donde los siguientes actividades pueden ayudarte a crear hábitos para tener estados emocionales más positivos:

  1. Expresa tus sentimientos. Aunque no es algo fácil de hacer, es bueno practicar esta actividad. Muchas veces no expresamos lo que sentimos porque no queremos herir a otros, o no queremos sentirnos vulnerables ante los demás. Sin, embargo a medida que vas manifestando tus sentimientos, las personas te podrán entender mucho mejor. Recuerda que hablando se entiende la gente. 
  2. Aléjate de la gente tóxica. Las personas que se la pasan quejándose, lamentándose, hablando mal de otros, son personas que generan energías negativas y emociones destructivas. Apártate de estas personas lo más pronto posible si quieres crear emociones más positivas en tu vida.
  3. Reúnete con personas positivas. al contrario del punto anterior, busca personas que sumen a tu vida. Las personas atraen lo que piensan. Así que si quieres atraer a tu vida situaciones que generen sentimientos y emociones positivas, reúnete con individuos alegres, que vean lo positivo de la vida, y que ya estén donde tú quieres llegar.
  4. Realiza actividades que te relajen. Muchas veces para cambiar una emoción hay que cambiar la sintonía. Incorpora a tu rutina diaria actividades que te hagan sentir cómodo, relajado y que disfrutes hacer.  Caminar, pintar, tocar un instrumento, leer, escuchar música, son algunas actividades que ayudan a cambiar los pensamientos y por ende las emociones.
  5. Practica el perdón y la compasión. Perdonar no significa negar u olvidar que algo o alguien te hizo daño. Perdonar significa dejar en el pasado ese momento desagradable que te causó dolor, dejar de victimizarse. Cuando una persona es capaz de liberarse sinceramente de una situación dolorosa y traumática, tiene la oportunidad de abrirse hacia el futuro y atraer las cosas buenas y positivas que merecen. Busca ayuda profesional si lo consideras necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad